Los inmigrantes en Holanda tendrán que comprometerse por escrito a integrarse

Tweet

Las personas no europeas que lleguen a Holanda a partir de 2017 se tendrán que comprometer por escrito a integrarse en la sociedad, firmando un documento en el que también confirman conocer todos sus derechos y obligaciones como ciudadanos. Conocido como la ‘Declaración de participación’, consiste en un texto de carácter obligatorio para todos los nuevos inmigrantes, excepto los que proceden de Estados miembros de la Unión Europea (UE). Fuente.

holanda

La firma se llevará a cabo en el Ayuntamiento, en el momento en el que se realiza el registro de empadronamiento en el municipio correspondiente, y negarse u olvidarse supondrá una multa de 340 euros. Se trata de una iniciativa de la ministra de Trabajo y Asuntos Sociales, Lodewijk Asscher, para “concienciar más a los inmigrantes de sus responsabilidades” sociales.

“Es un momento especial aquel en el que un nuevo ciudadano informa de que le gustaría participar en la sociedad holandesa y de que es consciente de los derechos y obligaciones”, dijo Asscher. Esta apuesta se ha ensayado, de forma voluntaria, en 18 municipios, y según el Gobierno, un 17 % de los refugiados la firmó sin leerlo y solo porque el ayuntamiento se lo pidió.



Un joven de 30 años, procedente de Siria, y que prefiere mantener el anonimato, reconoce a Efe que firmó el documento “como parte de todo el papeleo” que había que hacer para registrarse en el municipio. Considera que esta medida no es muy efectiva para “lo más importante, que es integrarse realmente” en la sociedad holandesa “que te rechaza sin conocerte”.

Por ello, este joven, residente en Amsterdam, propone apostar por otras ideas como “cursos de idiomas y cultura” o actividades en las que los recién llegados “tengan que mezclarse” con los nativos. Este sirio insiste en que él “respetará sin necesidad de un papel los valores” de la sociedad que le “ha acogido” y advierte que este documento “no hará que un criminal deje de serlo solo” por haber firmado la declaración.

Este documento está dirigido especialmente a los solicitantes de asilo e inmigrantes con un visado de trabajo, estudio o residencia en un país en el que el favorito en los sondeos de cara a las elecciones legislativas el próximo marzo es el ultraderechista Partido por la Libertad, que lidera el xenófobo Geert Wilders. Los que desconozcan esos valores fundamentales de la sociedad holandesa nada más llegar, tienen hasta un año para informarse y firmar el documento. “Yo creo que debe incluirse un programa práctico, con ideas como visitar el Parlamento, los museos, las instituciones, las organizaciones que han promovido las normas y ofrecer cursos sobre la igualdad de la mujer o los derechos de los homosexuales”, dice a Efe el diputado Ahmed Marcouch.

Su grupo parlamentario, el Partido Laborista, apoyó esta iniciativa al considerar que “cualquier medida que apoye la integración de los inmigrantes es bienvenida”. No obstante, Marcouch reconoce que esta herramienta “por sí sola no sirve para nada” y que debe ser apoyada con ideas “para lograr crear lazos emocionales del inmigrante” con el país. La cuestión de la obligatoriedad “no es lo importante” -dice- y lo relevante es “lo que hay detrás, lo que se ofrece y enseña” al recién llegado que firma ese papel.

Examen de integración

Sin embargo, Holanda ya cuenta con un examen de integración obligatorio para los solicitantes de residencia legal. El diputado laborista destaca que esta declaración es importante por ejemplo para los turcos, que gracias a acuerdos bilaterales no tienen que hacer esa prueba de integración, sí obligatoria para los marroquíes, una de las comunidades más numerosas de Holanda. “Todos deben tener claro que tienen unos derechos pero vienen acompañados por unas obligaciones que se adquieren como ciudadano de este país”, añade.

Asimismo, alerta de que “no hay que esperar que la gente abra un ordenador para informarse sobre la Constitución” y pide “hacer más fácil” el acceso a esos conocimientos. “Luego pasa que tenemos gente viviendo aquí desde hace más de 30 años que no habla el idioma, o no ha salido de su barrio”, critica el diputado. Los valores fundamentales a los que se refiere este documento son la libertad, la igualdad, la solidaridad y la participación en la sociedad.

“En este país, pedimos a los ciudadanos contribuir a una sociedad más agradable y segura, por ejemplo, trabajando, asistiendo a la escuela o haciendo trabajos voluntarios”, dice el propio documento. El Consejo holandés para los Refugiados mostró su rechazo a este documento y aseguró que “se le pide a los inmigrantes mantener estándares más altos de participación social, que la exigida a los propios nativos” holandeses.

Loading...

 

Únase a nuestras redes sociales

Dele "Me Gusta" a nuestra página de Facebook: LeaNoticias

Síganos en Instagram: @LeaNoticias.

Síganos en Twitter: @LeaNoticias

Deje un comentario

Te puede interesar

¡Me Gusta!

Siga a LeaNoticias en Facebook y manténgase al tanto de los mejores análisis informativos